Buscar

Presidente

La banca en la sombra, cada vez más grande y compleja

Foto 16-9-21 10 39 35

.

La revolución verde y la transformación digital están añadiendo nuevas capas de complejidad a un sistema financiero en la sombra, que ya de por sí era muy complejo y en gran parte fue responsable de la crisis financiera mundial de 2007/2012. El presidente de la AEB, José María Roldán, expuso estas ideas durante la conferencia que pronunció, bajo el título “Future Challenges: Old Problems in New Shapes”, en el campus de Esade en Barcelona.

El presidente de la AEB señaló que aquella crisis desencadenó una ola reguladora que sirvió para mejorar la capacidad de resistencia de los bancos tradicionales. De hecho, “casi dos años después del brote de Covid-19, el sector bancario ha sido una fuente de fortaleza y parte de la solución de los problemas durante y después de la pandemia”. Sin embargo, precisó, las instituciones bancarias en la sombra, como las compañías de seguros, los fondos de cobertura y los vehículos de inversión siguen creciendo y evitando aquellas regulaciones que han fortalecido al sector bancario.

No sólo eso. Precisó que los nuevos intermediarios e instrumentos que están apareciendo al calor de los procesos de digitalización y de la lucha contra el cambio climático están añadiendo complejidad y falta de transparencia al sistema financiero en la sombra. Ambos procesos han registrado una fuerte aceleración durante la pandemia. “Sin duda, la revolución verde -un nuevo ecosistema que se ha creado desde cero en un par de años- ha llegado para quedarse con su enorme carga de complejidad, riesgos e incertidumbres”.

En suma, “tenemos el sector bancario en la sombra, tenemos el mundo digital que está añadiendo una capa de complejidad y, además, el nuevo ecosistema verde que está agregando más complejidad aún. Las autoridades tenían y tienen dificultades para entender lo que ocurría en el sector bancario en la sombra, pero ahora tienen un reto aún mayor”.

Al respecto, agregó que “las autoridades saben que tienen un problema que deben afrontar más pronto que tarde, porque la revolución digital y la revolución verde avanzan muy rápidamente. Pero no creo que tengan todavía una idea clara de lo que hay que hacer”. El problema, en su opinión, es que cuando las autoridades decidan qué hacer, y empiecen a controlar con buenos datos lo que está pasando, puede que ya sea demasiado tarde. El presidente de la AEB alentó, por lo tanto, a “no dejar de lado el problema de la banca en la sombra y luchar por entender cuáles son las nuevas fragilidades que se están creando ahora mismo en el seno del ecosistema financiero”.

Descargar la presentación