Buscar

Notas de prensa

RESULTADOS A MARZO DE 2020

Los bancos españoles provisionan 3.587 millones por la COVID19 y registran un resultado atribuido negativo de 1.125 millones

Para resultados

.

  • El esfuerzo en dotaciones eleva la cobertura de los activos dudosos hasta el 73%, con una morosidad que cae al 3,6%
  • La ratio CET1 fully loaded se eleva al 11,37%, 10 puntos básicos más que en marzo de 2019

CUENTA DE RESULTADOS CONSOLIDADA

Los bancos españoles provisionaron 3.587 millones de euros para afrontar los efectos adversos en la economía de la crisis provocada por la COVID19, lo que generó un resultado atribuido negativo de 1.125 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio 2020.

El importante esfuerzo en dotaciones y saneamientos por volumen superior a 5.600 millones realizado para fortalecer el balance y paliar los efectos negativos de la pandemia sobre familias y empresas supone un incremento del 160% respecto al acometido en el mismo periodo del año anterior.

El margen bruto, magnitud que representa la totalidad de los ingresos obtenidos, se situó en niveles similares a los de un año antes, en torno a los 21.000 millones, a pesar de la ligera reducción del margen de intereses y de los ingresos netos por comisiones.

La disminución de los gastos de explotación permitió situar la ratio de eficiencia en el 47,6% hasta marzo, lo que significa una mejora de 1,6 puntos porcentuales respecto a la tasa del mismo periodo del año precedente y la consolida entre las mejores de Europa, donde la media es del 64%.

El esfuerzo llevado a cabo en provisiones y saneamientos para fortalecer la capacidad de respuesta de los bancos ante el coronavirus y facilitar la recuperación económica provocó un descenso del beneficio antes de impuestos del 85%, hasta 900 millones de euros.

 BALANCE CONSOLIDADO

El balance consolidado se situó en 2,69 billones de euros a 31 de marzo de 2020, lo que significa un incremento del 3,2% durante el conjunto del ejercicio, por importe de 83.000 millones de euros.

El crédito otorgado a la clientela aumentó en 32.000 millones, un 2% interanual más, hasta casi 1,6 billones de euros. Los depósitos de la clientela crecieron un 1%, lo que supone más de 12.000 millones y alcanzaron un saldo de 1,45 billones. Así, la ratio de préstamos sobre depósitos creció ligeramente hasta el 109%.

La ratio de morosidad se estableció en el 3,6% de los activos dudosos, frente al 4% de un año antes. Tras el significativo esfuerzo en provisiones para insolvencias realizado en el trimestre, la ratio de cobertura se elevó al 73%, lo que significa 6 puntos porcentuales más que a marzo de 2019.

La emisión de valores negociables mantuvo un buen ritmo, con un crecimiento del saldo del 4,8% anual, lo que permite financiar el 13,7% del activo total. Por su parte, el saldo de los recursos tomados de bancos centrales y entidades de crédito, neto de los fondos prestados, se redujo hasta una cifra inferior a los 6.000 millones.

A consecuencia de los resultados negativos del trimestre, el patrimonio neto contable a 31 de marzo de 2020 es un 4,6% inferior al reflejado en el balance de marzo del año anterior. La ratio de capital de máxima calidad (CET1) en carga plena (fully loaded) se elevó al 11,37%, 10 puntos básicos por encima de la del año anterior.

Descargar nota de prensa y la tabla de resultados