Buscar

Notas de prensa

Nota de Prensa sobre los resultados de los bancos españoles a Diciembre de 2015

Los bancos españoles obtuvieron un beneficio atribuido de 10.389 millones de euros en 2015

El resultado atribuido de los grupos bancarios españoles, a 31 de diciembre de 2015, ascendió en términos agregados a 10.389 millones de euros, lo que representa un aumento del 5,6% respecto al ejercicio anterior.

LOS MARGENES MÁS REPRESENTATIVOS DE LA ACTIVIDAD BANCARIA SE MANTIENEN EN NIVELES SIMILARES A LOS DE 2014 PESE AL ESCENARIO DE BAJOS TIPOS DE INTERÉS.

LA TASA DE MOROSIDAD BAJA UN PUNTO HASTA EL 6,2%, POR LO QUE TAMBIÉN SE AMINORA LA NECESIDAD DE REALIZAR PROVISIONES Y SANEAMIENTOS. TODO ELLO, SIN AFECTAR A LOS NIVELES DE COBERTURA DE LOS CRÉDITOS MOROSOS.

TODOS LOS BANCOS DE LA AEB PRESENTAN NIVELES DE CAPITAL SUPERIORES A LOS REQUERIDOS POR EL SUPERVISOR. LA RATIO DE CAPITAL DE MÁXIMA CALIDAD, CET1, ALCANZA EL 12,38%, 36 PUNTOS BÁSICOS MÁS QUE HACE UN AÑO.

POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO, EL BALANCE CONSOLIDADO DE LOS GRUPOS BANCARIOS ESPAÑOLES CRECIÓ A UNA TASA DEL 9% ANUAL. LAS NUEVAS OPERACIONES DE CRÉDITO EN ESPAÑA CRECEN UN 25% A HOGARES Y UN 15% A PYMES.

 

El resultado atribuido de los grupos bancarios españoles, a 31 de diciembre de 2015, ascendió en términos agregados a 10.389 millones de euros, lo que representa un aumento del 5,6% respecto al ejercicio anterior. Por su parte, el resultado consolidado fue un 9,3% superior al obtenido al cierre de 2014, hasta alcanzar un importe de 12.647 millones y una rentabilidad sobre activos totales (RoA) del 0,50%, cifra similar a la registrada el año anterior.

En el pasado ejercicio, la cuenta de pérdidas y ganancias de los bancos españoles asociados a la AEB se ha caracterizado por el mantenimiento de los márgenes más recurrentes del negocio típico bancario, así como por unas menores necesidades de provisiones y dotaciones y por unos resultados atípicos negativos

A pesar del escenario de bajos tipos de interés observado durante los últimos años, el margen de intereses mantuvo la tendencia positiva iniciada en 2014 y se situó en el 2,22% sobre activos totales medios (ATM), con un incremento de un 11% anual en su importe y 3 puntos básicos de mejora en la rentabilidad sobre activos.

El ligero aumento de los ingresos netos por comisiones y los menores resultados por operaciones financieras, parcialmente compensados con mejores resultados por diferencias de cambio, sitúan el margen bruto en 82.679 millones, el 3,24% de los ATM, apenas 5 puntos básicos menos que un año antes. A pesar de un nivel de tipos como el apuntado y el reducido crecimiento económico a nivel global, esta evolución del margen bruto refleja el efecto positivo de la diversificación geográfica y en divisas desarrollada por los bancos españoles en los últimos años.

En línea con la tendencia seguida en ejercicios anteriores, los gastos de explotación se mantienen en niveles semejantes a 2014, lo que permite sostener el ratio de eficiencia en el 49% con un 1,60% sobre ATM, un punto básico menos que en 2014.

La cuenta de pérdidas y ganancias refleja las menores necesidades de provisiones y saneamientos que las entidades bancarias españolas tuvieron que realizar en 2015, si bien alcanzan un importe agregado de 22.000 millones de euros, con un descenso de 13 puntos básicos sobre ATM respecto al año anterior.

Los resultados extraordinarios y atípicos fueron, en conjunto, negativos durante 2015 a diferencia de los beneficios obtenidos en el ejercicio precedente. Todos estos factores, junto al menor gasto por impuestos contabilizado, situaron el resultado atribuido en 10.389 millones de euros, lo que supone una rentabilidad sobre recursos propios (RoE) del 5,5%, 20 puntos básicos inferior al alcanzado en 2014.

A 31 de diciembre de 2015, el agregado de los balances consolidados de los grupos bancarios españoles se elevó a 2,6 billones de euros y, como en el caso de la cuenta de pérdidas y ganancias, fue un 9,2% superior al del ejercicio anterior debido, en gran parte, a la incorporación de nuevas entidades al perímetro de consolidación, como fruto de las adquisiciones de entidades realizadas por bancos miembros de la AEB.

Este incremento del balance ha tenido su reflejo en la cifra de créditos y depósitos de la clientela que ha aumentado, aproximadamente, en 150.000 millones de euros en cada uno de sendos epígrafes. Este crecimiento mantiene la ratio de créditos/depósitos (LtD ratio) en el 112%, nivel similar al de ejercicios anteriores.

La tasa de morosidad en los balances consolidados se redujo un punto porcentual, hasta el 6,2%, y se mantiene en el 64% la ratio de cobertura de los activos dudosos.

Con un incremento de 13.181 millones, el patrimonio neto representa el 7,3% del total balance. El aumento de los fondos propios ha permitido compensar la caída en los ajustes por valoración debida a activos financieros disponibles para la venta y diferencias de cambio.

Los recursos propios computables, medidos con criterios de Basilea III y conforme al calendario de entrada en vigor progresiva, dan lugar a una ratio de capital de máxima calidad, CET1, del 12,38%, 36 puntos básicos más que hace un año, por encima de los mínimos exigibles. Tras el ejercicio de revisión supervisora llevado a cabo por el Banco Central Europeo, todos los grupos bancarios de la AEB presentan niveles de capital superiores a los requeridos por el supervisor.

 

ESTADOS FINANCIEROS INDIVIDUALES

 

En 2015 el agregado de las cuentas de resultados individuales de los bancos españoles mostró una estabilización de los márgenes más recurrentes del negocio bancario y un claro descenso en las necesidades de provisiones de las entidades, lo que permitió alcanzar un resultado del ejercicio de 7.247 millones de euros, un 35% superior al del año anterior, con una rentabilidad del 0,50% sobre ATM.

Los componentes del margen básico -el más representativo de la actividad típica bancaria puesto que es el resultado de sumar intereses, comisiones y dividendos- se mantienen en niveles semejantes a los del ejercicio precedente, hasta superar los 25.000 millones de euros, con una rentabilidad sobre ATM apenas 3 puntos básicos menor que la de 2014.

Dos aspectos más a destacar en la cuenta de resultados del ejercicio son, por un lado, el descenso de los resultados por operaciones financieras, (16 puntos básicos menos sobre ATM), y por otro, las menores necesidades de provisiones y dotaciones (21 puntos básicos menos sobre activos totales). Las provisiones realizadas en 2015 ascendieron a 7.068 millones de euros, un 27% inferiores a las de 2014, si bien una cifra importante todavía que muestra cómo las entidades siguen sosteniendo el proceso de saneamiento de sus respectivos balances.

Los gastos de explotación, dos puntos básicos menos que el año anterior, y los mejores resultados en ventas situaron finalmente el resultado del ejercicio en los 7.247 millones de euros antes citados, lo que representa una rentabilidad sobre activos del 0,50% (RoA) y del 5,2% sobre recursos propios (RoE), con mejoras respectivas de 12 puntos básicos y de un punto porcentual en relación al año anterior.

Respecto al agregado de los balances individuales, a 31 de diciembre de 2015 era inferior en un punto porcentual al de un año antes debido a un reducción del perímetro, puesto que una entidad dejó de sumar sus cuentas en el agregado.

Los créditos y depósitos de la clientela disminuyen en torno al 3% anual dejando la relación créditos/depósitos (LtD ratio) en el 106%, nivel similar al del ejercicio anterior.

El crédito presenta una morosidad del 10,8%, dos puntos porcentuales menos respecto a diciembre del 2014, mientras los niveles de cobertura se mantienen en el 57% del ejercicio anterior. Merece especial mención la concesión de nuevas operaciones de crédito, cuyo importe ha aumentado un 25% anual en créditos a hogares y en un 15% a sociedades no financieras (inferiores a un millón de euros), representativo este último de la financiación a pymes.

Destaca la evolución de los fondos propios que, en línea con la tendencia de los últimos ejercicios, ha aumentando en más de 10.000 millones, hasta alcanzar en diciembre de 2015 los 144.000 millones. Este crecimiento, de un 7,5% anual, ha situado la ratio de patrimonio neto sobre el total balance en un 10%, máxima cifra alcanzada en los últimos años.

Descargar nota de prensa