Buscar

Notas de prensa

Nota de Prensa sobre los resultados de los bancos españoles a Junio 2016

El resultado atribuido de los bancos españoles en el primer semestre se elevó a 5.874 millones de euros

El resultado atribuido de los grupos bancarios españoles al finalizar el primer semestre del ejercicio 2016 ascendió a 5.874 millones de euros, un 27,2% inferior al alcanzado en el mismo periodo del ejercicio anterior.

EL BALANCE CRECE A TASAS DEL 4%, AL MISMO RITMO QUE LO HACEN EL CRÉDITO Y LOS DEPÓSITOS

LA TASA DE MORA VUELVE A REDUCIRSE Y SE SITÚA EN EL 5,9%, POR DEBAJO DEL 6,7% DE UN AÑO ANTES, CON UNA TASA DE COBERTURA DEL 64%

EL CAPITAL REGULATORIO (COMMON EQUITY TIER 1) ALCANZÓ EL 12,43%, 14 PUNTOS BÁSICOS POR ENCIMA DEL REGISTRADO EN JUNIO DE 2015

 

RESULTADOS CONSOLIDADOS: El resultado atribuido de los grupos bancarios españoles al finalizar el primer semestre del ejercicio 2016 ascendió a 5.874 millones de euros, un 27,2% inferior al alcanzado en el mismo periodo del ejercicio anterior. El resultado de la actividad de explotación, que recoge el conjunto de ingresos y gastos derivados de la actividad ordinaria, disminuye un 4% respecto al obtenido en junio de 2015, lo que se traduce en una caída de 7 puntos básicos en términos de rentabilidad sobre activos medios hasta situarse en el 0,82%, frente al 0,89% de un año antes.

INGRESOS Y MÁRGENES: Por el lado de los ingresos, los principales epígrafes que explican esta reducción son los relativos al margen de intereses, resultados de operaciones financieras y diferencias de cambio. El margen de intereses, cuyo importe es similar al del primer semestre del ejercicio pasado, recorta en 9 puntos básicos su aportación a la rentabilidad sobre ATM por el incremento de estos últimos en un 4,5% anual. La mayor contribución de los resultados por operaciones financieras, superior en 10 puntos básicos sobre ATM a la de junio de 2015, queda anulada íntegramente por las pérdidas anotadas en diferencias de cambio, que están muy lejos (18 puntos básicos sobre ATM) de los beneficios, inusualmente elevados, registrados en la primera mitad de 2015.

GASTOS Y PROVISIONES: Por lo que se refiere a los gastos, se mantiene la tendencia, tanto en la contención de los gastos de explotación, que al igual que el año anterior representan el 1,55% de los activos totales medios, como en la reducción de la cifra de provisiones y pérdidas por deterioro de activos financieros, que se situaba en junio de 2016 en el 0,76% de los ATM entre ambos conceptos, frente al 0,91% de un año antes.

RENTABILIDAD: Por debajo del resultado de la actividad de explotación, los resultados netos negativos obtenidos en la enajenación de activos y los mayores gastos por impuestos, que aumentan en un 51%, dejan el resultado atribuido en 5.874 millones de euros, lo que supone una rentabilidad sobre ATM del 0,45%, 19 puntos básicos menos que en el mismo periodo de 2015, situando el ROE en el 7,56%, frente al 9,89% del ejercicio anterior.

BALANCE: A 30 de junio de 2016, el balance consolidado totalizaba 2,64 billones de euros, con un incremento de 98.276 millones (3,9%) en los últimos doce meses. En esta misma línea de crecimiento, los depósitos de la clientela aumentaron en 52.263 millones respecto a junio de 2015, lo que representa un incremento del 3,9%. De esta forma, la ratio de préstamos sobre depósitos (LtD ratio) alcanza el 111,6%, casi un punto porcentual inferior a la de un año antes.

CRÉDITO Y MOROSIDAD: El crédito a la clientela crece a un ritmo del 3,3% y su importe total superaba 1,5 billones de euros al cierre del semestre, con un aumento anual de 48.676 millones. La tasa de morosidad se sitúa en 5,9%, sensiblemente por debajo del 6,7% de junio de 2015, con una ratio de cobertura del 64%.

PATRIMONIO NETO: El patrimonio neto, con un crecimiento anual del 3,9%, evoluciona de manera similar al total activo y mantiene su peso del 7,5% en la estructura del balance, gracias al incremento de los fondos propios e intereses minoritarios. Este aumento compensó la disminución de los ajustes de valoración en patrimonio derivados, principalmente, de las diferencias de conversión. El capital regulatorio por su parte, medido en términos de CET 1 (common equity tier 1), se sitúa en el 12,43%, 14 puntos básicos por encima del registrado en junio de 2015.

ESTADOS FINANCIEROS INDIVIDUALES La evolución de los estados financieros individuales de los bancos españoles durante los últimos 12 meses se ha caracterizado por la estabilidad de los saldos con solo ligeras variaciones respecto de junio de 2015.

RESULTADO: Durante este primer semestre, los bancos españoles obtuvieron un resultado del ejercicio de 3.918 millones de euros, con lo que se mantiene la misma rentabilidad sobre ATM, 0,54% que la alcanzada en el mismo periodo de 2015. Este resultado se explica, en primer lugar, por el descenso en un 5% del margen bruto, ocho puntos básicos menos sobre ATM, que a su vez procede del menor resultado por operaciones financieras, cuya rentabilidad disminuye en 16 puntos básicos sobre ATM. Este descenso en el margen bruto se vio compensado por el menor importe de las dotaciones y provisiones, hecho que está en consonancia con la disminución registrada por los saldos dudosos, una tendencia, por otra parte, que los bancos españoles vienen experimentando en los últimos ejercicios. La cifra total de dotaciones y provisiones realizadas en este primer semestre ascendió a 3.300 millones de euros, lo que equivale al 0,46% de los ATM.

CRÉDITO Y MOROSIDAD: Al igual que la cuenta de resultados, el agregado de los balances individuales se ha caracterizado por la estabilidad tanto en términos absolutos, con un aumento de 0,7% en total activos (1,46 billones de euros) como en la distribución y proporción de los epígrafes contables. Por el lado del activo, cabe mencionar el descenso del crédito a la clientela en un 1,1% anual, así como de las carteras de títulos de renta fija en un 4,6%, 8.300 y 10.700 millones de euros menos, respectivamente. En relación al índice de morosidad, este presenta una evolución positiva desde el 11,54% a 30 de junio de 2015 hasta el 10,01% al cierre del primer semestre de 2016.

DEPÓSITOS: Por el lado del pasivo, destaca la mejora de los depósitos de la clientela que han aumentado un 0,7% (4.700 millones) y la reducción de los valores emitidos en un 6,3%. Por su parte, la posición tesorera neta de las entidades españolas a junio de 2016 disminuyó en casi 16.000 millones de euros, un 11,4% inferior a la del ejercicio anterior.

FONDOS PROPIOS: Los fondos propios continúan su positiva evolución, con niveles por encima del 10% de los activos totales. En concreto, a 30 de junio pasado sumaban 150.000 millones de euros, con un incremento del 4,4% respecto al primer semestre del pasado ejercicio.

Descargar nota de prensa