Buscar

Notas de prensa

RESULTADOS A SEPTIEMBRE DE 2019

Los bancos españoles obtienen un beneficio de 8.996 millones hasta septiembre, un 19,7% menos

Para resultados

.

  • El margen de intereses mantiene la tendencia al alza con un aumento del 4,1%
  • El esfuerzo en provisiones y los menores resultados por ventas de activos no corrientes afectan al resultado
  • La eficiencia mejora en 40 puntos básicos gracias a la contención de los gastos de explotación
  • La morosidad se reduce hasta el 3,9%, con una cobertura del 67%

 Cuenta de resultados consolidada

Los bancos españoles obtuvieron un beneficio atribuido de 8.996 millones de euros durante los nueve primeros meses de 2019, lo que significa un descenso del 19,7% respecto al mismo periodo del año anterior.

Los mayores saneamientos y provisiones de carácter puntual realizados durante los dos últimos trimestres y los menores resultados procedentes de la venta de activos no corrientes explican la evolución del beneficio, a pesar del mantenimiento de los márgenes más recurrentes de la cuenta de resultados.

La mejoría del margen de intereses y de los ingresos netos por comisiones, con incrementos del 4,1% y el 3% interanual, respectivamente, han permitido compensar los menores resultados por operaciones financieras y otros resultados de explotación.

Con un crecimiento del balance medio del 3,4% interanual, la contención de los gastos de explotación ha situado la ratio de eficiencia en el 49,1%, lo que supone una reducción de 40 puntos básicos respecto la correspondiente a septiembre de 2018 y la sitúa entre las mejores del conjunto de sistemas bancarios de la Unión Europea.

El mayor esfuerzo en provisiones realizado en el segundo trimestre del ejercicio, el saneamiento de activos intangibles y la ausencia de beneficios excepcionales en ventas de activos no corrientes, a diferencia del tercer trimestre de 2018, sitúan el resultado del ejercicio en 10.890 millones de euros, un 17% inferior al de un año antes.

El resultado atribuido registrado durante los tres primeros trimestres del ejercicio de 8.996 millones de euros sitúa la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) en el 5,9%, frente al 7,4% alcanzado en septiembre de 2018.

Balance consolidado

El balance consolidado se elevó a 2,64 billones de euros a fin del tercer trimestre, con un crecimiento del 5,1% respecto de septiembre del ejercicio anterior, con incrementos del crédito y de los depósitos de la clientela en torno al 4,5% anual.

El crédito otorgado a clientes representa más del 59% del total activo y presenta una morosidad del 3,9%, lo que significa 40 puntos básicos por debajo de la cifra correspondiente a un año antes, con un nivel similar de cobertura, del 67%.

Los depósitos de la clientela alcanzaron una cifra próxima a 1,45 billones de euros, manteniendo en el 108% la ratio de créditos sobre depósitos (Loan to Deposits ratio).

En cuanto al resto de epígrafes del balance, destaca el incremento de la actividad con títulos representativos de deuda, tanto emitidos como mantenidos en las distintas carteras, con incrementos interanuales superiores al 7%, así como la reducción de la posición neta tomadora de bancos centrales y entidades de crédito, que se situó en un importe equivalente a tan solo el 0,3% del total balance consolidado.

El patrimonio neto se incrementó en un 3,8% en los últimos doce meses y la ratio de solvencia, expresada en términos de capital de máxima calidad, expresada en términos de CET1 fully loaded se situó en el 11,40%, frente al 11,17% de septiembre de 2018.

Descargar nota de prensa y tabla de resultados