Buscar

Comunicados

La educación financiera, clave para la toma de decisiones en el día a día

.

  • La segunda edición del Premio Federico Prades reúne a expertos en educación financiera del ámbito académico, privado y público
  • La economista Verónica Frisancho recibe el galardón por su trabajo sobre los beneficios de la educación financiera que se imparte en la escuela

El presidente de la Asociación Bancaria Española (AEB), José María Roldán, reafirmó ayer el compromiso de las entidades de promover la educación financiera durante la segunda edición del premio Federico Prades, concedido a la economista Verónica Frisancho por su trabajo sobre la educación financiera que se imparte en los colegios y sus beneficios para los estudiantes, los profesores y sus familias.

“Un sistema bancario que trabaje eficientemente al servicio de la sociedad necesita la colaboración de ciudadanos formados, libres y responsables. Estoy convencido de que Federico estaría de acuerdo con esta idea y con este proyecto, en el que la AEB y sus bancos asociados van a seguir empujando con todos los medios a su alcance”, sostuvo José María Roldán.

En la exposición de su trabajo, la ganadora del premio subrayó que hay evidencia científica de los beneficios de la educación financiera, especialmente cuando los conocimientos se incluyen en la formación obligatoria, por lo que destacó la importancia de la investigación y de aunar los esfuerzos de los sectores público y privado para promover iniciativas efectivas.

“Las ganancias no se reflejan solo en mayores conocimientos y habilidades financieras sino en mejores comportamientos financieros en el tiempo”, sostuvo Verónica Frisancho en el debate que mantuvo acerca de la importancia de la educación financiera en nuestro día a día con expertos procedentes del ámbito público, privado y académico.

La evidencia muestra que la población no está familiarizada con conceptos como inflación, tipo de interés compuesto o diversificación del riesgo, y la falta de conocimientos puede dificultar la gestión de sus finanzas personales, sostuvo Laura Hospido, economista en la División de Estudios Microeconómicos en el Banco de España. “Dado el esfuerzo que conlleva adquirir estas competencias, es deseable diseñar la formación a medida de quien la necesita”, afirmó.

Para Paula Papp, directora de servicios financieros en Frontier Economics, no es suficiente dar formación en conceptos básicos de finanzas, sino que “para lograr ayudar en la toma de decisiones financieras es fundamental entender cómo las adoptamos”, ya que en muchas ocasiones nos vemos afectados por el exceso de confianza o la aversión emocional a perder.

En el mismo sentido, Ildefonso Méndez, profesor titular de la Universidad de Murcia, subrayó que promover las habilidades no cognitivas de los estudiantes potencia la eficacia de las iniciativas de educación financiera. “Las habilidades de autorregulación -enfatizó- son más importantes que el cociente intelectual para que los niños alcancen un buen nivel de bienestar a lo largo de la vida”.

El premio Federico Prades, cuyo jurado está presidido por Gonzalo Solana, reconoce la labor del que fuera asesor económico de la AEB durante más de 20 años, en los que contribuyó de forma decisiva a entender nuestra economía, proponer políticas para mejorar el desarrollo económico y social y anticipar el marco en el que las entidades financieras españolas debían desarrollar sus modelos de negocio.

Descargar el comunicado