Buscar

Artículos

“La regulación bancaria debe permitir la innovación y garantizar la protección del consumidor”

.

“En el futuro tendremos bancos capaces de ofrecer más servicios digitales garantizando la máxima protección de datos de los clientes, ámbito en el que los nuevos competidores digitales aún deben mejorar”. Así lo aseguró hoy nuestra asesora Lorena Mullor en la sesión del Foro Orfin centrada en los servicios bancarios en el nuevo entorno operativo.

Entre los principales retos de las autoridades -consideró- figura adaptar la regulación al nuevo contexto y crear un marco para el intercambio de datos entre sectores, porque la explotación de datos no financieros sirve para mejorar los análisis de riesgos y la oferta de productos bancarios innovadores, aumentar la competencia y reducir la asimetría actual, en la que un pequeño número de grandes empresas acumulan la mayor parte de los datos de los usuarios.

“Somos un sector tan regulado que no podemos acometer de forma eficiente todo el proceso de incorporación de nuevas tecnologías si no vamos de la mano de las autoridades”, dijo nuestra experta digital en su intervención.

“No se trata de menos regulación -explicó- sino de repensar el marco actual para que se propicie la innovación, la prestación de servicios en igualdad de condiciones, y se garantice que no hay perjuicios para el consumidor bancario. Los nuevos jugadores deben tener una regulación similar ala de los bancos”.

Nuestra asesora de banca digital indicó que las bigtech, que pueden llegar a ser proveedores de servicios financieros sistémicos, deben estar dentro del perímetro regulatorio y de supervisión para garantizar la adecuada protección del consumidor de productos y servicios, y vigilar los nuevos riesgos que pueden originar.

Lorena Mullor enfatizó que los bancos garantizan la atención y servicio al cliente con independencia de su grado de digitalización, algo que no hacen las grandes empresas tecnológicas que han entrado en los segmentos más rentables de la provisión de servicios bancarios.

En este sentido, recordó el esfuerzo del sector bancario por garantizar, a través de su extensa red de sucursales, la atención a los habitantes de las zonas afectadas por la despoblación que no cuentan con servicios básicos como colegio, servicios médicos o farmacia. “La densidad de oficinas por habitante de España es la más alta de Europa”, sostuvo.

Puedes ver su intervención completa aquí.